LOS ESPECIALES DE POPULAR1

Esta entrada es una especie de genérico sobre los Especiales de Popular1. A partir de aqui, y según vaya teniendo tiempo, me gustaría comentar las diferentes revistas que se publicaron en su día, los contenidos, y todo ese asunto, pero antes me pareció interesante hablar de una forma global de esa hermana pequeña del Popu que durante tantos años sirvió de guinda al pastel. La entrada estña sacada de mi otro blog, Metal80 porque la verdad, no me pareció necesario hacer algo diferente delo que ya había, así que mientras llegan nuevos comentarios, aqui os va esta especie de intro.

En muchos de los debates y reseñas de discos, conciertos o libros que aparecen por este blog, terminamos filosofando sobre si es cierto aquello de ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’. Es difícil decirlo, y cada cual tiene su opinión,  pero personalmente, y en el sentido única y estrictamente musical, no  cambiaría aquellos tiempos por estos, ni en sueños. La tecnología nos ha brindado la oportunidad de  acceder y  disfrutar de cosas, de las que antes ni siquiera conocíamos su existencia. Amigo mío, poder escuchar el concierto de BARON ROJO en el Festival de Reading o las demos instrumentales que Michael Schenker grabó junto a Billy Sheehan cuando el primero abandonó a U.F.O. es algo que no tiene precio  .

Dicho esto también hay que reconocer, que este caramelo está envenenado.  En el lado positivo podemos decir que se ha  pasado de verse en al obligación de viajar a otros países para poder disfrutar de festivales de rock (quien podía hacerlo, que no es mi caso), a tener una oferta a pocos kilómetros de casa,  que sobrepasa cualquier expectativa.  Si en los ochenta contábamos los meses que faltaban para que IRON MAIDEN, VAN HALEN, MOTORHEAD o SCORPIONS editasen su nuevo disco,  ahora podemos descargar la discografía de las tres bandas (demos y piratas incluidos) en un par de horas, para archivarla en el disco duro y, muy probablemente, olvidar que está ahí.   Donde antes disfrutábamos investigando sobre los grupos que configuraban ese nuevo género musical (llámese thrash, funk crossover, grind, sleazy …), ahora no distinguimos entre nümetal, metal industrial, rap metal y Cristo que lo fundó… el veneno que trae el caramelo, o si lo prefieres, el lado negativo de todo este asunto, es que tenerlo todo a mano, comido y masticado está matando, si no lo ha hecho ya, la esencia misma del rock and roll .

¿Y qué tiene esto que ver con los Especiales de Popular1? pues que viéndolo a toro pasado, es fácil caer en la cuenta de que esta revista ha llevado una ‘vida paralela’ a la escena musical y que llegado el momento actual, su función ha dejado de tener sentido, se ha quedado obsoleta y como cabía esperar ha desaparecido del mapa. No me cabe la menor duda de que no va a ser la última, y a buen entendedor…. en fin, supongo que es el precio que hemos de pagar por quererlo todo gratis y para antes de ayer.

Bien, eso ya no tiene remedio, así que una vez más echemos la vista atrás. Como quizá no todos la conozcáis, especialmente los que vivís fuera de España y los más jóvenes de por aquí, decir que esta era una publicación monográfica que podríamos decir que servía de complemento a la matriz POPULAR1, y llenaba con bastante acierto  el vacío de información que el rockero medio sufría. No tenía una fecha de salida fija, si no que, por decirlo de alguna forma, se adaptaban a las circunstancias y salía cuando había una buena razón para ello: La celebración de festivales, la edición de algún trabajo por parte de una determinada banda, o la aparición de un género musical que era investigado en las páginas de la revista, justificaba la salida a la venta de la misma. Esporádicamente, también salían ejemplares especiales sobre guitarristas, teclistas o cosas por el estilo, pero no era lo habitual.

Los festivales

El primero de los casos, (me refiero a la celebración de festivales) fue lo que dio origen a la aparición de estos monográficos, allá por 1975. La celebración en Burgos de festival “15 horas de pop” (presentado como “La invasión de la cochambre” por la prensa convencional) inauguró la revista, con un somero repaso, tanto del evento en sí, como de las bandas que en él participaron: THE STRORM, BURNING, TRIANA etc.

Eran años en los que España no destacaba precisamente por recoger acontecimientos de esta naturaleza, pero los que se celebraban continuaron teniendo la cobertura que merecían, como ocurrió con el “Primer enrollamiento internacional de León”, un festival donde BLOQUE, ASFALTO o COZ, compartían escenario con NICO, de la VELVET UNDERGROUND y que dió vida al ejemplar nº 3.

Sin embargo, desde sus primeros números POPULAR1 había dejado clara su vocación internacional, y como es natural, los especiales iban a seguir el mismo camino. Por seguir con los festivales y conciertos, durante 1977 se publicaron varios muy interesantes que navegaban entre tendencias totalmente opuestas entre sí, como eran el rock progresivo representado por la cobertura de las giras de PETER GABRIEL y el punk, que tuvo en el monográfico dedicado al Festival Punk de Mont Marsan, el medio para airear las nuevas tendencias nacidas en torno a aquel año.

También los conciertos de LOU REED y su propuesta vanguardista tuvieron el correspondiente ejemplar de los especiales, pero a la hora de la verdad fue el rock clásico el que terminó arrasando en cuanto a rock en directo se refiere. De hecho casi podría hablarse de “una serie dentro de la serie” de los especiales del Popu cuando nos referimos a los del festival de Reading, en Inglaterra.

Si no estoy confundido, el primero que se cubrió fue el de 1975, y a partir de entonces año tras año, los fans del rock españoles que no podían acudir allí (es decir, el 90%) tenían en esas páginas un referencia hacia lo que otros vivían. En 1976 el especial nos mostraba en su portada a un pletórico Ted Nugent quien presentaba su álbum “Free for all”. Steven Tyler de AEROSMITH protagonizaba la entrega de 1977, Peter Gabriel y Phil Collins el del 79 y el mismísimo Eddie, mascota de unos IRON MAIDEN absolutamente desconocidos, ocupaba la portada de Reading 1980. Dedicar una portada a un grupo que acababa de nacer, teniendo en el mismo show a WHITESNAKE, UFO o GILLAN, era una muestra más de anticipación de las muchas que esta revista ha dado a lo largo de sus cuarenta años de existencia.

Mención especial dentro de los Especiales dedicados al Festival de Reading, merece también la cobertura (sin duda merecida) que se dio a BARON ROJO cuando fueron parte del cartel de 1982. No en vano fueron el primer (y único) grupo español que tocó allí. Sin embargo, precisamente a partir de esa edición, y metidos de lleno en la década de los 80, el tema de los festivales se expandió de tal manera que Reading quedó relegado a una segunda posición, o al menos tuvo que compartir podio con otros eventos. El heavy metal cobró un protagonismo tal en ese tipo de acontecimientos, que lo convirtió casi en exclusivo dentro de esta revista.

Como todos recordamos, en 1980 había nacido el MONSTERS OF ROCK en Donnington, y luego otros como JAPAN ROCK, HEAVY METAL SOUND o HEAVY BRUJAS FESTIVAL (ambos en Bélgica) , BREAKING SOUND en Francia o DORTMUND FEST en Alemania venían a cubrir las necesidades de un público cada vez más amplio y, por qué no decirlo, más acomodado. Un headbanger de Berlín no necesitaba ir a Inglaterra y un francés no tenía porque viajar a Alemania para ver a las mejores bandas del planeta sobre un escenario. Sin embargo, un español sí. Desafortunadamente aun faltaban años para que eventos de la talla del SERIE Z o el AZKENA tuviesen lugar, pero ahí estaban Richard González, Joan Singla, Barry Plumer, César Martín, el fallecido Mariano García o Chris Welch para, a través de su pluma o de su cámara de fotos o ambas cosas a la vez en muchos casos, dar fe de aquellos encuentros masivos. La portada de Lips (ANVIL) tocando la guitarra con un vibrador cuando ni Dios conocía al grupo, o un Joe Elliot poco antes de comerse el mundo a dentelladas, luciendo su camiseta de la Union Jack están en el recuerdo de muchos de nosotros.

Las giras en España.

A pesar de que, como hemos dicho, el metalhead medio español no estaba en condiciones de viajar a Alemania, Inglaterra o ni siquiera Francia para ver conciertos, lo que si es cierto es que la mayor parte de las grandes bandas hacían parada en las tres ciudades de turno: Madrid, Barcelona, y San Sebastián y cómo no, Popular1 estaba allí para cubrir esas citas.

De alguna forma, los monográficos sobre conciertos llamémosles ‘normales’ que tenían lugar en España eran una proyección a escala reducida de los que hablaban sobre festivales de varios días que se celebraban en el extranjero.

Esto, como no, tenía un lado positivo. Tomemos como ejemplo el ESP A 43 dedicado a ASIA. En él se reseñaba el show que este super grupo había celebrado en San Sebastián, y el espacio que hubiese estado ocupado por los shows de diez o quince bandas más (que es lo que ocurría en los especiales de festivales), aquí venía a llenarse con entrevistas personales, infinitamente más desarrolladas e interesantes que las de rueda de prensa.

Exactamente lo mismo ocurrió con RAINBOW en 1981, WHITESNAKE y KISS en 1983 y tantos otros a lo largo de la década y a posteriori. Sin embargo, no conviene olvidar que cuando se publicaba uno de estos volúmenes, en el POPULAR1 mensual de turno, apenas si aparecía nada al respecto, y eso realmente jodía.

Por ejemplo, JUDAS PRIEST presentaban “Defenders of the faith” en España el 1,2 y 3 de Febrero de 1984, y naturalmente salía a la venta el correspondiente Especial (ESP A 57), con una entrevista de nada menos que siete páginas a Rob Halford y la respectiva bio discografía etc., pero para quien no pudo conseguir ese monográfico fue como si JUDAS PRIEST nunca hubiesen actuado aquí, porque la revista matriz quedó totalmente huérfana de información. El especial mola, de hecho es uno de los mejores, pero resultaba decepcionante no encontrar nada en la revista y esa fue una situación que se repitió más de lo deseable.

En fin, de esta ‘serie’ dedicada a las bandas que pasaban por nuestro país, hubo muy buenos ejemplares, como hemos dicho. El de KISS que tocaban en España por primera vez (al margen de su aparición en RTVE aun maquillados) presentando ‘Lick it up’ fue antológico, el de JUDAS PRIEST que acabamos de mencionar, o el de SCORPIONS que bajo el título “Morir por SCORPIONS” narraba la tragedia sucedida en el show del cinco de Septiembre de 1986, en el que un fan murió apuñalado durante el concierto de los alemanes. Sin embargo mención especial para un blog como este, merecen una serie de cuatro volúmenes que salieron bajo el titulo ‘Especial Hard Rock.´ El primero de ellos fue el dedicado los conciertos de RAINBOW, UFO y DEF LEPPARD que tuvieron lugar en 1980. La Saga Purple ha sido muy recurrente para la revista, de hecho Ian Paice, Ian Gillan y SCORPIONS protagonizaban la segunda entrega de los ESPECIALES HARD ROCK, publicada algún tiempo después.

Los grupos españoles fueron los protagonistas del tercer volumen: BARON ROJO, LEÑO y OBUS (en portada) estaban en tres momentos bien diferentes. Los primeros arrasándolo todo con su “Volumen Brutal”. Los segundos a punto de decirnos adiós para siempre con “Corre, corre” en puertas, y OBUS demostrando un poderío sobre los escenarios, que de alguna forma compensaba un debut discográfico no demasiado brillante. Esta mini serie se cerraba con un espectacular especial publicado en 1982 y dedicado a IRON MAIDEN que visitaban nuestro país presentando “The Number of the Beast”. Curiosamente, Michael Schenker y su M.S.G. ocupaban la segunda mitad de la revista (entrevista a Cozy Powell incluida) sin, en principio, tener nada que ver. Sin embargo antes de un año ambos grupos estaban de nuevo en nuestro país tocando juntos… casualidades que tiene la vida.

Los grupos, biografía discografía

Hasta ahora hemos visto cómo la música en directo era el eje en torno al cual giraba la edición de los especiales, ya fuesen festivales en España o el extranjero o giras de un determinado grupo. Sin embargo también desde el primer momento o casi, se recurrió a las biografías de músicos y bandas. Fue entonces, si no me falla la información, cuando los especiales se empezar a editar con diferentes colores en su etiqueta. Es decir, los de etiqueta azul eran los de conciertos y los de etiqueta amarilla los biográficos, y luego hubo un amago con una etiqueta rosa, que no sé si sería para grupos españoles o algo por el estilo, porque solo conozco el de LONE STAR. No contentos con esto, también se cambiaron las referencias, de tal forma que los de etiqueta azul se llamaban ”Con –…” (y el número que fuese) . Los de la etiqueta rosa venían referenciados como Popular1 Especial M-… “, y por último los de etiqueta amarilla empezaron llamándose ‘Colección Especial…. “ y el nombre del grupo que fuese. Esto último se limitó a dos ejemplares, el de LED ZEPPELIN y el de GENESIS, porque al tercero, que estaba dedicado a YES, las referencias ya venían nombradas con el legendario “ESP A… “y el número correspondiente’. A veces en las mejores intenciones están los peores resultados porque si lo que pretendían era ordenar un poco el asunto, lo único que consiguieron fue que ni Dios se aclarase.

Por fortuna, alguien tuvo la idea en un momento determinado, de dar un orden numérico a toda esta madeja, y dejarse de colores y filigranas, así que en la recta final de los setenta se comenzó a seguir un orden numérico consecutivo, con independencia de que el tema de la revista fuese una bio, la reseña de un festival o el seguimiento de una gira.

Bien, como decía la edición de ejemplares dedicados a grupos concretos eran muy de agradecer en la era pre internet, cuando la información era escasa e incluso conseguir discos de bandas como UFO o THIN LIZZY no era tarea fácil. Gracias a estas bio-discografías tenías al menos una ligera idea de cuál disco comprar o cual dejar para más adelante. Cabe decir también, que el peso de las bandas clásicas fue evidente desde el principio, a la hora de escoger a los protagonistas de los especiales, y no fueron muchos los grupos y tendencias vanguardistas que ocuparon la páginas de esta revista, al margen quizá de THE TUBES y poquito más. Incluso en los ochenta, cuando el heavy metal dominó claramente, las bandas que se escogían tenían los pies puestos en la década anterior, como era el caso de SCORPIONS, VAN HALEN, KISS, JUDAS PRIEST y tantos otros. Fuera de esa tendencia, FRANKIE GOES TO HOLLYWOOD; SPANDAU BALLET o DURAN DURAN también tuvieron su espacio, pero cuantitativamente, el cuero y los riffs vapulearon a los nuevos románticos y demás fauna.

Los noventa sin embargo fueron mucho más abiertos en ese sentido, con todo lo bueno y todo lo malo que eso tiene. Pudimos ver a Michael Jackson y Elvis Presley compartir con Iggy pop Smashing Pumpkins o Mark Knoffler, y llama un poco la atención que no hubiese un mayor acercamiento alas bandas que reinaban por entonces. Tan solo PEARL JAM y ALICE IN CHAINS tienen su especial y me resulta un poco raro ver a DEPECHE MODE o Mark Knoffler ocupar el sitio que podría haber estado dedicado a L7 o NIRVANA.

Las tendencias musicales

Si nos pusiésemos a clasificar por partes esta colección de los Especiales de Popular1, habría que dejar un espacio para los que estaban dedicados a las tendencias que de vez en cuando aparecían en la escena musical. No ocurrió en los setenta, cuando el punk asomó la cabeza, pero hay que decir que fueron suficientes las referencias al asunto en la revista mensual. En la recta final de los setenta era habitual leer sobre CLASH, DICTATORS, RAMONES, PISTOLS, IAN DURY y tantos otros. Sin embargo con la llegada de la nueva década sí se acercaron a los estilos que aparecían. El hard rock no era algo nuevo, pero sí empezaba a hacerse fuerte entre el público español. Hemos hablado de los especiales dedicados al asunto en el apartado de los directos, de manera que no volveremos a hacerlo ahora, si bien cabe citar el ‘Especial Metal USA 85’ entre ellos.

El thrash metal, a pesar de tener una presencia mínima en la revista matriz, tuvo nada menos que dos especiales, uno delos cuale s(el segundo) me fue enviado por Javi Alcalde, a quien aprovecho para agradecer. No he tenido el gusto de ver el primero (cuyo título por cierto, es ‘Trash Metal’ en lugar de ‘Thrash Metal’, pero la segunda entrega está en notable alto. Viene a se ruan especie de pequeña guía biográfica donde entran los grupos clásicos ( EXODUS, ANTHRAX, FLOTSAM & JETSAM etc…) pero con cabida también para otros no tan conocidos como S.D.I. NECRONOMICON o DARKNESS. No lo conocí en su momento, y bien que me pesa porque hubiese sido de gran utilidad… en fin, nos consolaremos con el ‘nunca es tarde’.

Ya dentro de los noventa, estos monográficos tomaron una dirección un tanto confusa. Las nuevas tendencias no dejaban de ser un batiburrillo de mezclas y pudimos ver ejemplares dedicados al rock latino, también tres entregas sobre grupos independientes , otras dos sobre el ‘rock radikal’ con HAMLET y ROSENDO ¿? en sus portadas, y un especial HIP-HOP. Se empezaba a notar que la cosa iba más forzada de lo deseable y en los últimos ejemplares, además de dilatarse en el tiempo, las diferentes entregas prácticamente estaban dedicadas a retornos y reuniones IRON MAIDEN con Dickinson, JUDAS PRIEST con Rob Halford o BLACK SABBATH con Ozzy.

Supongo que los cambios tan brutales que la industria sufrió en el nuevo milenio fueron determinantes en estos especiales que tan buenos momentos nos dieron. Crucemos los dedos para que todo se calme un poco y las aguas vuelvan a su cauce. La historia del rock and roll aun debe llenar muchas páginas.

Miguel. Asturias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s